martes, 24 de mayo de 2011

Dinámica de grupos: El Titanic

El juego es un elemento importante en la vida del ser humano, facilitando la interacción con los demás, propiciando un acercamiento y un interesante intercambio de experiencias, agilizando la integración del grupo, además de propiciar el tono para la asimilación del conocimiento.

El docente que propone esta estrategia, logra elevar el nivel de motivación del grupo, manteniendo su atención y la expectativa a través de acciones lúdicas de encuentro y proximidad con sus compañeros de aula.

Para la obtención de mejores resultados, recuerde que no debe proporcionar las instrucciones en tono imperativo, sobre todo cuando de dinámicas de juego se trata, ya que esto rompería su encanto, de ser posible, el mismo docente debe interactuar con los jóvenes, ser un par de ellos al momento del disfrute.


Estrategia del juego

El propósito de esta dinámica es crear equipos de alumnos heterogéneos, puede ser especialmente útil cuando los alumnos no se conocen entre sí, como al inicio del ciclo escolar de primer grado, en ese caso, tenga en cuenta que normalmente ya se conocen unos cuantos y entre sí son los únicos con los que interactúan. Para esta dinámica no se requiere pedirles a los estudiantes separarse de sus conocidos pues las mismas acciones del juego lo propiciarán.

El docente debe tener claro cuántos equipos de trabajo requiere formar, considerando el número de alumnos del grupo y las actividades a desarrollar.

El tiempo para esta actividad varía de 20 a 30 minutos, para la primera vez que se juega, si la repite ya no será necesario dar a conocer nuevamente las instrucciones.

Inicie esta dinámica aprovechando la amplia difusión de la película, considerando que la que ellos conocen es donde los protagonistas son Leonardo DiCaprio y Kate Winslet (Jack y Rose), recupere del grupo sus conocimientos previos, empleando un diálogo como:

- Maestro: ¿Alguien ya vio la película del Titanic?
- Alumnos: ¡Siii!
- Maestro: ¿Y recuerdan quienes eran los protagonistas?
- Alumnos: Jack y Rose.
- Maestro: ¿Y qué le pasó al Titanic?
- Alumnos: Se hundió.
- Maestro: ¿Y cómo pudieron salvarse algunos pasajeros?
- Alumnos: En unos botes.
- Maestro: ¿Cuántos pasajeros podían ir en cada bote?
- Alumnos: En algunos muchos y en otros pocos.

Aquí el docente propone las instrucciones del juego:

- Maestro: Bien, qué les parece si yo soy el Capitán y ustedes los pasajeros. Así que haremos botes de pasajeros.
- Alumnos: ¿Y cómo?
- Maestro: Cruzando los brazos unos con otros (observe la imagen). Como yo soy el Capitán diré cuántas personas pueden ir en los botes.
- Maestro: Recuerden que no pueden ir sólo DiCaprios en el bote, porque a quién van a rescatar, necesitan tener por lo menos una Rose.
- Maestro: De igual forma, no pueden hacer botes de sólo Roses, porque los Jacks con los que van a remar.
- Maestro: Y no pueden ir más de los que puede soportar el bote, porque se hunde o se ahogan otros.

Ahora el docente debe procurar llevar el ritmo para el cambio de instrucciones, comience lentamente y poco a poco vaya incrementando la velocidad.

- Maestro: Botes de 8
- Maestro: Ahora de 3
- Maestro: Como el Capitán es indeciso, ahora de 7…

Al principio, proporcione suficiente tiempo para que se agrupen los alumnos, al ir incrementando la velocidad ya no les dará tiempo de pensar con quienes estarán. Le sugiero que la propuesta de número de integrantes no sea múltiplo del anterior, es decir, si el barquito estaba compuesto de 8, no haga uno nuevo de 4, también varíe de números de relativamente grandes a pequeños.

Permita el relajamiento de sus alumnos, participe con ellos, ría con ellos e intégrese a ellos, esta es una buena oportunidad que no debe dejar pasar.

Cuando finalmente tenga el número de integrantes adecuado, indíqueles que deben conocer a sus nuevos compañeros de equipo, como se ha dado el roce corporal, el hielo se rompe con facilidad.


Variante

En algún momento, en lugar de decir número de integrantes, diga (sin previo aviso, para desconcertar a propósito el grupo) botes de 12 orejas, los alumnos deben descubrir por sí mismos que serán ahora botes de 6. Puede aumentar la dificultad al decirles 13 pies, es decir, siete alumnos, uno de ellos parado en un solo pie.


Sugerencias

Observe el espacio adecuado para el juego, puede ser en la plaza cívica, el teatro escolar, el patio que se encuentre limpio y sin piedras; con el fin de tener la amplitud que la dinámica requiere y en consideración de la prevención de accidentes.

Evite que el juego se vuelva demasiado rudo, la finalidad para ellos es la diversión y para el docente la creación de equipos de trabajo.

Verifique que los alumnos estén libres de carga de útiles escolares y de objetos punzo-cortantes o frágiles.
Si usted cuenta con habilidades en el uso de la computadora y cuenta con proyector, descargue el cartel promocional de la película y ponga el tema musical como fondo mientras usted explica las instrucciones.
Durante el juego es adecuado tener música rítmica y más movida, con el fin de promover el ambiente de de la dinámica.

La proyección de la película es innecesaria.


Estimado maestro, no olvide comentar cómo le funcionó esta dinámica, para ello haga clic en la liga de abajo que dice comentarios.

4 comentarios:

  1. Gracias por compartir con los docentes esta dinámica Mtro. Saul. Invito a los maestros a ser creativos al momento de formar equipos, olvidarnos de numerar a los alumnos y luego unos con unos, dos con dos... eso ya esta obsoleto. Pondré en práctica esta dinámica y luego les comento.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Estimado lector y participante de este blog, debido a la publicación de mensajes ajenos al espíritu de este proyecto me veo en la necesidad de moderar los comentarios, le agradeceré su paciencia para su publicación.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...